El taxi sigue siendo clasista

 

Un enorme triunfo de la Agrupación Mártires de Chicago / Lista 3 en el Sindicato del Taxi, otro pequeño gran triunfo del clasismo en el movimiento sindical.

 

El pasado sábado 5 de octubre se realizaron las elecciones en el Suatt en donde el clasismo tenía que enfrentar otra vez a la lista que agrupa a todos los sectores del gobierno con presencia activa en el sector. Lo destacable en primer lugar es el tamaño de la victoria, 67% a 33%. Son números realmente imponentes tanto para una elección sindical como para cualquiera que uno haga el esfuerzo de imaginar, una elección nacional o de la institución que sea. Los compañeros y compañeras de la Lista 3 han logrado construir un grupo militante sólido y numeroso, lo hemos podido ver en cada una de las instancias públicas de la agrupación que nos ha tocado estar, tanto de este año como de años anteriores. Los actos y asambleas a los que fuimos invitados junto a compañeros y compañeras del resto del movimiento sindical mostraron una capacidad de movilización y convocatoria realmente digna de imitar.

 

El sindicato del taxi (¡lejos!) es el que más capacidad de convocatoria y movilización tiene de todo el transporte. Sus movilizaciones, sobre todo las varias a la Junta Departamental y a la Intendencia, contagian las ganas de pelear. Por el tamaño y fuerza de las mismas. Pero lejos de dormirse en los laureles, los militantes de la 3 saben que el sindicato no tiene techo. Hablan de hacer crecer al sindicato en cantidad y en calidad, de avanzar posiciones en la Unott, de defender la mampara y de echar a Uber.

 

Esta victoria se suma este año a la de la Lista 20 de los Postales, a la de la 1259 en Aute y a el tremendo desempeño de la 1886 del Sintep que, en una elección de lista única, porque no tienen rival, logró movilizar el 73% del padrón de habilitados, más de 3.500 trabajadores y trabajadoras. De los sindicatos con conducción clasista, queda para este fin de año el trabajo a realizar por la agrupación clasista de la Unión de Funcionarios del Codicen, pero lo que está claro es la tendencia a la permanencia de las agrupaciones que logran unificar al clasismo a la interna de sus sindicatos, no quedándose en una elección aislada de un par de años, por el contrario, nos encontramos en un proceso de consolidación y permanencia.

 

El sindicato del taxi es un ejemplo en esta materia, es una trinchera para la independencia de clase, porque hace casi 20 años que lleva adelante una línea clasista y solidaria, primero con la vieja 17 y ahora con la 3. Y supo estar solo en la tormenta y durante más tiempo del deseado. Ahora somos varios más, la coordinación del “Grupo de los 8” en la Mesa Representativa, varios sindicatos y agrupaciones más en esta misma línea, cuyo avance quedó claro en el último congreso y en cada pelea donde la solidaridad de estos compas está presente.

 

Somos minoría en la convención por supuesto, nos queda mucho por crecer en fuerza y organización, en cantidad y en calidad. Pero somos constructores pacientes, seguros que el camino que transitamos, terminará con la burocracia y pondrá a los sindicatos en la pelea por una sociedad sin explotados ni explotadores como expresan los estatutos de la convención.

 

Salute al Suatt y a Lista 3

 

Salute a todas las agrupaciones clasistas

 

¡Por un movimiento sindical independiente, clasista y solidario!

 

 

Santiago Pascale