¡Fuera Macri y el FMI ya!

 

La Senda (LS): ¿Cuáles son los elementos más salientes de la coyuntura Argentina?

 

MTR: En principio que le explotó la crisis económica y política al gobierno de Macri. Pensemos que el Gobierno había terminado las elecciones legislativas nacionales de Octubre del año pasado, consolidando un 40% de electorado y envalentonado quiso llevar adelante reformas estructurales de ajuste en tres ejes: reforma laboral, reforma jubilatoria y reforma fiscal. Sin embargo, en el contexto de la reforma jubilatoria el 14 de diciembre el pueblo actuó en conjunto, fue a impedir la sesión, la tuvieron que suspender debido a la gran ofensiva popular y pasar para el 18 de Diciembre. Esa jornada fue aún mayor por la oleada popular, y si bien el gobierno de Macri obtuvo un triunfo económico porque ajustó la fórmula de aumento de las y los jubilados, tuvo una tremenda derrota política que dejó al desnudo su debilidad estructural. Ni la reforma impositiva, ni la reforma laboral pudieron ser llevadas adelante, con la importancia que tiene esta última para empeorar las condiciones laborales y maximizar así las ganancias de los grandes monopolios.

Luego vino una combinación explosiva de desconfianza de los mercados y una gran avidez de rapiña que provocaron la corrida cambiaria que hizo devaluar la moneda nacional desde principio de año a la fecha en más del 100%. Todos los funcionarios de este gobierno están sospechados de haber ganado posiciones en esta corrida financiera, muchos de ellos vinculados directamente a JP Morgan y el Deutche Bank. A su vez el gobierno dolarizó las tarifas y quitó subsidios que provocaron tarifazos bestiales en los servicios públicos esenciales, sumado a esto la inflación calculada va a superar el 45 % en un año recesivo de caída de la actividad económica de 2.5, lo que significa despidos, suspensiones, caída del salario real. Luego vino el Fondo Monetario Internacional (FMI) y lo que todos conocemos: las viejas recetas de un organismo diseñado para destruir fuerza productiva. Todos los índices sociales empeoraron brutalmente y la crisis recae con toda su magnitud sobra la espalda de la clase trabajadora.

 

LS: ¿Cuáles son las acciones que se vienen llevando adelante en el marco del ajuste?

 

MTR: La burocracia sindical en su gran mayoría y la oposición juegan un rol de pacificar el conflicto social. Por supuesto sus bases los desbordaron en las históricas jornadas de Diciembre, pero lo que vino después fueron marchas muy planificadas y discursos limpios que hablan de que a Macri hay que “ganarle en las elecciones del 2019”. Para nosotras y nosotros ese planteo es cómplice del ajuste y plantea un cogobierno. Desde nuestra perspectiva intervenimos como movimiento social en todas las luchas con las consignas ¡que se vayan el FMI y Macri ya! No hay forma de ganar esta pulseada sino es yendo a fondo.

También en este contexto el movimiento de mujeres se ha desenvuelto con una extraordinaria fuerza y hemos participado en distintas acciones por los derechos de las mujeres.

 

LS: ¿Cuál es el papel que juega el movimiento piquetero en esa coyuntura?

 

MTR: El movimiento piquetero sigue siendo uno de los sectores más dinámicos de nuestra clase, las y los trabajadores precarizados y/o desocupados tenemos un gran poder de movilización y audacia y un importantísimo desarrollo en los barrios. El gobierno quiso borrarnos del mapa cuando pensó su política al inicio de su mandato desde puerto madero, pero desde el 2016 dejamos en claro que las conquistas obtenidas y las banderas que alzamos desde los 90’ no iban a ser bajadas y más bien siguen en lo alto. Sin embargo el sector está liderado por el llamado “Triunvirato piquetero” que congrega las organizaciones más grandes del sector y que le han firmado a este gobierno pactos de paz social a cambio de importantes reivindicaciones. Hoy en el contexto de ajuste generalizado estas organizaciones están en la calle debido a la gran demanda de los barrios. Esas direcciones, como la burocracia sindical y la falsa oposición son los sectores que plantean que a Macri no hay que echarlo sino “ganarle en las elecciones”. Hoy somos parte de un frente de Organizaciones que hemos empezado a consolidar un proceso con otra orientación política y de a poco vamos ganando terreno en la lucha.

 

LS: ¿Cómo responde el gobierno a la movilización popular?

 

MTR: A los problemas de fondo le da la espalda. Algunas concesiones otorga pero cada vez menores.  Actualmente esta cerrando hospitales públicos despidiendo trabajadores y trabajadoras del Estado, cortando subsidios, etc. y tiene un ala represiva que cada tanto muestra los dientes pero que no pueden reprimir abiertamente por haber un final incierto. Es decir, es un gobierno muy débil en la calle y no quieren otra derrota política. Por supuesto hay represiones pero muy localizadas, y persecución a las y los que luchan con procesamientos y espionaje. El gobierno amenaza también queriendo poner a disposición las fuerzas armadas y sacarlas a la calle, pero no tiene consenso para hacerlo. Igual el ajuste va a necesitar objetivamente mayor confrontación de éste lado y por lo tanto la represión se irá transformando en moneda corriente. Ya hay provincias en las que se criminaliza fuertemente el corte de calle y la protesta social.

 

LS: ¿Qué perspectiva se plantean de acuerdo a la actual realidad?

 

MTR: Creemos que es necesario unir las fuerzas populares que estamos planteando el Fuera Macri y el FMI ya y consolidar un bloque organizativo que pueda ser un contrapeso a estas burocracias entreguistas. Hay que unir para golpear y en esos golpes profundizar acuerdos que permitan consolidar una fuerza social y política que abra un camino de salida para nuestro pueblo trabajador.

 

LS: ¿Qué salida se propone desde el MTR?

 

MTR: Desde el movimiento creemos que tenemos que construir una fuerza popular que gobierne desde una perspectiva de clase. Hay que echar a los monopolios económicos y sus cómplices, recuperar las tierras y ponerlas al servicio de un nuevo proyecto social que genere de verdad una alternativa antiimperialista para nuestro continente. No confiamos en la vía institucional parlamentaria, más bien creemos que en el ejercicio de la democracia directa, las asambleas genuinas, de las autodefensas de masa y tomar la producción en nuestras manos. Vamos construyendo ese nuevo modelo social que rompa el esquema capitalista de vida. Estamos convencidos y convencidas que el camino es el cambio social a favor de las mayorías y que eso es solo posible con un gobierno del pueblo trabajador.

 

 

¡Fuera Macri y el FMI ya!

 

La Senda (LS): ¿Cuáles son los elementos más salientes de la coyuntura Argentina?

 

MTR: En principio que le explotó la crisis económica y política al gobierno de Macri. Pensemos que el Gobierno había terminado las elecciones legislativas nacionales de Octubre del año pasado, consolidando un 40% de electorado y envalentonado quiso llevar adelante reformas estructurales de ajuste en tres ejes: reforma laboral, reforma jubilatoria y reforma fiscal. Sin embargo, en el contexto de la reforma jubilatoria el 14 de diciembre el pueblo actuó en conjunto, fue a impedir la sesión, la tuvieron que suspender debido a la gran ofensiva popular y pasar para el 18 de Diciembre. Esa jornada fue aún mayor por la oleada popular, y si bien el gobierno de Macri obtuvo un triunfo económico porque ajustó la fórmula de aumento de las y los jubilados, tuvo una tremenda derrota política que dejó al desnudo su debilidad estructural. Ni la reforma impositiva, ni la reforma laboral pudieron ser llevadas adelante, con la importancia que tiene esta última para empeorar las condiciones laborales y maximizar así las ganancias de los grandes monopolios.

Luego vino una combinación explosiva de desconfianza de los mercados y una gran avidez de rapiña que provocaron la corrida cambiaria que hizo devaluar la moneda nacional desde principio de año a la fecha en más del 100%. Todos los funcionarios de este gobierno están sospechados de haber ganado posiciones en esta corrida financiera, muchos de ellos vinculados directamente a JP Morgan y el Deutche Bank. A su vez el gobierno dolarizó las tarifas y quitó subsidios que provocaron tarifazos bestiales en los servicios públicos esenciales, sumado a esto la inflación calculada va a superar el 45 % en un año recesivo de caída de la actividad económica de 2.5, lo que significa despidos, suspensiones, caída del salario real. Luego vino el Fondo Monetario Internacional (FMI) y lo que todos conocemos: las viejas recetas de un organismo diseñado para destruir fuerza productiva. Todos los índices sociales empeoraron brutalmente y la crisis recae con toda su magnitud sobra la espalda de la clase trabajadora.

 

LS: ¿Cuáles son las acciones que se vienen llevando adelante en el marco del ajuste?

 

MTR: La burocracia sindical en su gran mayoría y la oposición juegan un rol de pacificar el conflicto social. Por supuesto sus bases los desbordaron en las históricas jornadas de Diciembre, pero lo que vino después fueron marchas muy planificadas y discursos limpios que hablan de que a Macri hay que “ganarle en las elecciones del 2019”. Para nosotras y nosotros ese planteo es cómplice del ajuste y plantea un cogobierno. Desde nuestra perspectiva intervenimos como movimiento social en todas las luchas con las consignas ¡que se vayan el FMI y Macri ya! No hay forma de ganar esta pulseada sino es yendo a fondo.

También en este contexto el movimiento de mujeres se ha desenvuelto con una extraordinaria fuerza y hemos participado en distintas acciones por los derechos de las mujeres.

 

LS: ¿Cuál es el papel que juega el movimiento piquetero en esa coyuntura?

 

MTR: El movimiento piquetero sigue siendo uno de los sectores más dinámicos de nuestra clase, las y los trabajadores precarizados y/o desocupados tenemos un gran poder de movilización y audacia y un importantísimo desarrollo en los barrios. El gobierno quiso borrarnos del mapa cuando pensó su política al inicio de su mandato desde puerto madero, pero desde el 2016 dejamos en claro que las conquistas obtenidas y las banderas que alzamos desde los 90’ no iban a ser bajadas y más bien siguen en lo alto. Sin embargo el sector está liderado por el llamado “Triunvirato piquetero” que congrega las organizaciones más grandes del sector y que le han firmado a este gobierno pactos de paz social a cambio de importantes reivindicaciones. Hoy en el contexto de ajuste generalizado estas organizaciones están en la calle debido a la gran demanda de los barrios. Esas direcciones, como la burocracia sindical y la falsa oposición son los sectores que plantean que a Macri no hay que echarlo sino “ganarle en las elecciones”. Hoy somos parte de un frente de Organizaciones que hemos empezado a consolidar un proceso con otra orientación política y de a poco vamos ganando terreno en la lucha.

 

LS: ¿Cómo responde el gobierno a la movilización popular?

 

MTR: A los problemas de fondo le da la espalda. Algunas concesiones otorga pero cada vez menores.  Actualmente esta cerrando hospitales públicos despidiendo trabajadores y trabajadoras del Estado, cortando subsidios, etc. y tiene un ala represiva que cada tanto muestra los dientes pero que no pueden reprimir abiertamente por haber un final incierto. Es decir, es un gobierno muy débil en la calle y no quieren otra derrota política. Por supuesto hay represiones pero muy localizadas, y persecución a las y los que luchan con procesamientos y espionaje. El gobierno amenaza también queriendo poner a disposición las fuerzas armadas y sacarlas a la calle, pero no tiene consenso para hacerlo. Igual el ajuste va a necesitar objetivamente mayor confrontación de éste lado y por lo tanto la represión se irá transformando en moneda corriente. Ya hay provincias en las que se criminaliza fuertemente el corte de calle y la protesta social.

 

LS: ¿Qué perspectiva se plantean de acuerdo a la actual realidad?

 

MTR: Creemos que es necesario unir las fuerzas populares que estamos planteando el Fuera Macri y el FMI ya y consolidar un bloque organizativo que pueda ser un contrapeso a estas burocracias entreguistas. Hay que unir para golpear y en esos golpes profundizar acuerdos que permitan consolidar una fuerza social y política que abra un camino de salida para nuestro pueblo trabajador.

 

LS: ¿Qué salida se propone desde el MTR?

 

MTR: Desde el movimiento creemos que tenemos que construir una fuerza popular que gobierne desde una perspectiva de clase. Hay que echar a los monopolios económicos y sus cómplices, recuperar las tierras y ponerlas al servicio de un nuevo proyecto social que genere de verdad una alternativa antiimperialista para nuestro continente. No confiamos en la vía institucional parlamentaria, más bien creemos que en el ejercicio de la democracia directa, las asambleas genuinas, de las autodefensas de masa y tomar la producción en nuestras manos. Vamos construyendo ese nuevo modelo social que rompa el esquema capitalista de vida. Estamos convencidos y convencidas que el camino es el cambio social a favor de las mayorías y que eso es solo posible con un gobierno del pueblo trabajador.